Escuchar Radio Magica Video en Vivo Escuchar Radio Mitre

Notas de opinión Argentinian and Brazilian flags. Vector illustration.

Publicado en enero 5th, 2019 | por jose rodolfo

0

QUEREMOS SER NACIÓN

Ernesto Araujo es el nuevo ministro de relaciones exteriores de Brasil.

En recientes declaraciones dijo cosas como las que transcribo textualmente:

“No estamos acá para trabajar por el orden global”

“Nuestra política cristiana se está atrofiando por el miedo a ser criticados”

“No buceemos en esa piscina sin agua que es el orden global”

“Por mucho tiempo Brasil era un país que hablaba para agradar a los administradores del orden global. Queríamos ser un buen alumno en la era del globalismo”

“Admiramos a los que luchan por sus patrias, por ejemplo Israel, que no dejó de ser una Nación aunque no tenía suelo; hoy nos encontramos con algunas naciones que, teniendo suelo, iglesias y castillos NO QUIEREN SER NACIÓN. Por eso admiramos a Estados Unidos, porque defienden su bandera y dan culto a sus héroes. Admiramos a la nueva Italia, a Hungría y a Polonia, a los países latinoamericanos que se liberaron del Foro de San Pablo y a quienes luchan contra la tiranía en Venezuela”

“El problema del mundo no es la xenofobia sino la oikofóbia, el odio a la propia casa, el odio al propio pasado y a la propia historia”

“Debería preocuparnos también la teofobia, el odio a Dios… canalizado e impulsado por la agenda global”

“Para destruir una edad es necesario acabar con las naciones y apartar a los hombres de Dios”

“Los que dicen que no hay hombres ni mujeres son los mismos que dicen que no hay derecho a cuidar las fronteras”

“La lucha por la Nación es la misma que por la familia, la vida y la humanidad en su dignidad infinita de creatura”

Tanto el ministro Araujo como el propio presidente Bolsonaro y su gobierno votado mayoritariamente por los brasileros, paraliza de miedo y enojo a la progresía argentina.

Los periodistas se llenaron de adjetivos calificativos, todos despectivos e irrespetuosos de la determinación del país vecino. Mala cosa. Siempre peleados con la realidad.

Nacionalismo, valoración de las FFAA y de seguridad para combatir a la delincuencia, promesa de impedir la ideología de género dejan atónitos a nuestros periodistas y comunicadores de Clarín y La Nación (ni hablar del resto de los medios que se hacen harakiris masivos).

Pero lo que más los desnucó fue que el presidente Bolsonaro se atreviera a poner a Brasil y su gobierno bajo la protección de Dios después de haber dado públicamente gracias a la Divina Providencia que haya salvado su vida tras el atentado.

Mientras en la argentina, nuestros filósofos, políticos, periodistas y comunicadores se dedican a contar cuantas veces por discurso se invoca a Dios en los discursos presidenciales… Brasil avanza.

No ahorran epítetos como medieval, atrasado, retrógrado y muchos más… Tantos, que me dan ganas de ponerle unas fichas y desearle lo mejor.

Yo hubiera votado por él. Ojalá cumpla por el bien de Brasil, la región y el mundo.

Ojalá sepa subir al tren y no le pase como al presidente Macri que todavía está parado en el andén abrazado a la receta de la agenda global.

Los argentinos también queremos ser NACIÓN.

Juan Martín Perkins

 




Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Volver a Arriba ↑

Animated Social Media Icons Powered by Acurax Wordpress Development Company
raices
Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube