Massa llega al 40%, resta votos a De Narváez y amplía su ventaja sobre el kirchnerismo

La última encuesta de la consultora González y Valladares lo ubica a más de 10 puntos por encima de Insaurralde. Al menos seis intendentes ya resolvieron pasarse al Frente Renovador. 

Estrategia. El intendente de Tigre busca consolidarse como la alternativa al oficialismo y quitarle adhesiones a otros candidatos. | Foto: Cedoc

Si las elecciones fueron hoy Sergio Massa no sólo ganaría sino que hundiría a Francisco De Narváez, a quien le robaría más de un tercio de los votos que sacó el 11 de agosto. Como consecuencia, el intendente de Tigre extendería su ventaja sobre el kirchnerismo a más de diez puntos.

Esta es la principal conclusión de una encuesta realizada en la provincia de Buenos Aires para PERFIL por Federico González y Cecilia Valladares Consultores, en asociación con la firma MGMR. En ella el intendente de Tigre araña los 40 puntos con un dato excluyente: el 8,1% de aquellos que dicen que lo votarán en octubre se consideran kirchneristas. Se suma a un fenómeno que viene en ascenso: el votante de De Narváez migraría a Massa considerándolo un voto útil para derrotar al gobierno nacional. En este sentido, según la encuesta, el 27,5% de los que votaron a “El Colorado” podrían acompañar al Frente Renovador.

Por su lado, el candidato kirchnerista, Martín Insaurralde, no logra crecer y ya se vislumbra un techo que no supera el 30%. En la encuesta de González y Valladares, realizada el 17 de agosto sobre 600 casos, el candidato de Cristina Kirchner para la Provincia alcanza el 28,8%.

Campaña en el Delta. En el entorno del intendente de Tigre dicen atesorar números que lo posicionan, al igual que el sondeo de González y Valladares, cerca de los 40 puntos. En las encuestas cualitativas que maneja el comando electoral del tigrense se agrega un dato más: el 80% de los que lo votaron lo hicieron porque les “gusta el candidato”. Es decir, la mayoría no optó ni por las propuestas (10%) ni por la ideología. Y exhiben un margen amplio para crecer. En este contexto, la campaña se centrará, en las próximas semanas, en dos ciudades grandes de la Provincia: Mar del Plata, donde históricamente Scioli ha tenido mucho peso, y Bahía Blanca, donde De Narváez logró hacer una excelente elección.

Paralelamente, el operativo para seducir a los kirchneristas desencantados continúa: la idea que barajan en el massismo es captar cuatro o cinco intendentes kirchneristas del interior e intentar arrebatarle al Gobierno dos más del Conurbano bonaerense, en especial aquellos que un mal resultado amenaza su gobernabilidad en los Concejos Deliberantes locales. De todas formas, cerca de Massa, explican que la idea no es, en esta etapa, abrirle la puerta a muchos intendentes porque, sin ellos, puede ganar igual.

Tercera y cuarto. Los otros dos candidatos que aparecen en el sondeo de González y Valladares son Margarita Stolbizer y Francisco De Narváez. En el primer caso, junto a Ricardo Alfonsín, la candidata de centroizquierda aparece creciendo con 13,8%, y se consolida como tercera fuerza, aunque lejos de los dos candidatos peronistas. La estrategia de Stolbizer será, entonces, captar el voto radical y de todos aquellos que, siendo antikirchneristas, no quieran elegir a un candidato peronista como opción.

Por su parte, “El Colorado” sigue en caída libre con apenas el 6,1%, dejándole todo el espectro peronista no kirchnerista a Massa.

En el búnker del empresario, en el barrio porteño de Las Cañitas, dicen que intentarán retomar la iniciativa política en las próximas semanas. En ese sentido ayer recorrió La Matanza junto a su candidato a concejal, el ex árbitro Javier Castrilli. El objetivo es intensificar su presencia en el Conurbano con el objetivo de evitar una caída y restarle a Massa la posibilidad de polarizar la elección con el postulante kirchnerista.

 

Comentarios cerrados.