Escuchar Radio Magica Video en Vivo Escuchar Radio Mitre

Notas de opinión 1

Publicado en junio 2nd, 2018 | por Soledad

0

Leones fugitivos

Gracias por viralizar la columna del sábado pasado.

Es muy gratificante recibir saludos y la cercanía del lector.
¿Como hiciste? Me preguntan.
No se que contestar… mas que agradecer y pedir ayuda para dar la batalla cultural entre todos.
Hay que atreverse a opinar y salir del relato.
No hago mas que expresar ideas y sentimientos de manera sencilla. A lo chacarero.
Sucede que hay necesidad por tener un soplo de aire fresco con sentido común.
Estamos hartos de consignas falsas, violencia discursiva y golpismo encubierto.
Pero lo mas frustrante es la idiotez y la maldad. A veces, da la impresión de que las cosas se hacen mal adrede.
¿No estas cansado de que le falten el respeto a tu inteligencia?
Yo si.
Hoy te hago otro cuento que refleja lo maravilloso del ingenio popular y el humor con que  nos las arreglamos para sobrevivir a 70 años de atropello.
Dos leones se escapan de un circo. Felices por zafar del cautiverio, uno dispara hacia el centro de la ciudad y el otro huye hacia la zona rural.
Al cabo de un tiempo son recapturados y se reencuentran en su antigua jaula.
Uno, muy venido a menos, débil, famélico y afiebrado cuenta que la pasó muy mal en el campo porque los chacareros son muy celosos de su propiedad, trabajan mucho y están siempre alerta. Los primeros días pudo comer un par de terneros pero luego los gringos se reunieron y se organizaron para defenderse del saqueo. El león flaco contó que lo corrieron a tiros y tuvo que recluirse en un monte y alimentarse a brotes de acacia.
Por el contrario, el otro león, tuvo una fuga en la abundancia. Logró esconderse en un lugar donde nadie lo encontraría.
Entró al palacio municipal y se mimetizó como un pachá en el despacho del intendente.
Se tiró 6 meses como un rey bajo el retrato de Néstor, cantando la marcha y declamando por la defensa de lo nacional y popular combatiendo al capital.
Se comió a un funcionario por día y algunas veces hasta dos. Cuando ya se había comido 10 asesores, 3 directores, 2 coordinadores, 22 secretarias privadas, 2 jefes de servicios, 5 delegados gremiales, 8 agentes del estacionamiento medido, 3 ordenanzas y al gerente de la cooperativa eléctrica sin que nadie se diera cuenta, fue entonces que cometió el error que lo devolvió a la jaula.
¿Cómo pasó tanto tiempo sin que advirtieran las ausencias de los funcionarios que se manducaba? Sencillo, en el municipio nadie ve nada y los funcionarios siempre se reproducen.
El león flaco confesó que se había entregado porque no fue capaz de vivir en la libertad de la actividad privada de los chacareros… ¡la competencia y el riesgo no son para quienes esperan la ración tras los barrotes!!.
El león pipón confesó que se hubiera quedado en la municipalidad toda su vida viviendo de arriba, pero lo capturaron porque cometió un error garrafal que lo condenó; se comió al que traía las facturas y servía el café. Ese día se pudrió todo.
A este cuento, se le puede poner el nombre de la ciudad que uno quiera. En todas las municipalidades, la burocracia se encarga de que la ficción supere a la realidad.
En todos lados se descubre al león, recién, cuando faltan las facturas.
Me terminé de convencer hoy cuando escuché la nota radial de un concejal campeón olímpico de salto con garrocha, acusando a su compañero de bloque de robarle la garrocha.
¿La nota trataba cuestiones de estado?, ¿proyectos fundamentales para el desarrollo del partido y su integración con la provincia? Nada de eso.
Hablando mal y pronto, la nota refería, en sentido metafórico, al león gordo escondido bajo el retrato de Néstor… como un ratón defendiendo su pedazo de queso.
Roscas y chicanas de un mundo pequeño, corto, mezquino. Grandes palabras vaciadas de su contenido hasta ser banalizadas absolutamente como para que, desde la calle, no se entienda nada.
Hace 70 años que agonizamos con la misma cantinela.
Como si nos hablaran en chino mandarín, vemos que nuestro león esta fuerte, goooordo, desbordante de salud.

La buena noticia es que se está comiendo al encargado del café y las facturas.


Juan Martín Perkins.

 




Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Volver a Arriba ↑

Animated Social Media Icons Powered by Acurax Wordpress Development Company
raices
Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube