Algunas precipitaciones aisladas han traído un descenso de las marcas térmicas. El agua caída no fue suficiente para las necesidades de los cultivos, donde algunos distritos bonaerenses presentan un panorama sombrío.

CARBAP ha hecho saber recientemente que la sequía abarca a toda la provincia. Las últimas lluvias en algunas regiones alcanzaron los 30 mm. de máximo, otras solo 2 mm. Se añade que los pronósticos para lo que resta de febrero son muy desalentadores.

En tanto, varios productores coinciden en que la soja de segunda está casi perdida, y que algunos maíces comenzaron a picarse para forraje. La seca es muy alta y pone en estado de gravedad a la producción, señaló un chacarero de Facundo Quiroga que prefiere guardar silencio.

Es que en los últimos tres meses las lluvias son escasas en toda la región, siendo 25 de mayo el distrito que más agua acumuló en 90 días. 100mm

Mientras que en Chivilcoy, entre noviembre y enero, llovieron 75 mm.

Y Nueve de Julio registra 47 mm. en los últimos días de este caluroso verano, lo que significa que todos los cultivos tendrán pérdida de rindes ante lluvias de baja intensidad, que se evaporan fácilmente.

Se suma que el Salado se lo ve con poco caudal de agua, líquido que siempre influyó en los distritos de Alberti y Bragado, por su proximidad. Hace tres meses inundaba campos. Hoy eso cesó.Hay pocos encharcamientos en su proximidad y más lejos la tierra está seca.

Algunos productores están elevando ideas a sus Sociedades Rurales los fines de un pronunciamiento colectivo, no descartandose un documento de CARBAP por este panorama, máxime que ante este panorama de sequía la soja a aumentado su precio en la Bolsa de Chicago.

No hay pronósticos de precipitaciones para los próximos días. Si de aumento de temperatura que alcanzarán, otra vez los 36 grados.

Fuente: Cadena nueve