Escuchar Radio Magica Video en Vivo Escuchar Radio Mitre

Notas de opinión image

Publicado en marzo 17th, 2019 | por jose rodolfo

0

LA PERLA DEL OESTE

1

Cuando llegamos, todo estaba en su lugar, nos esperaba nuestra mesa de siempre y Omar en la caja, junto al banderín Gallina y debajo de la tele.

Terminó el Turismo Carretera y Omar, en un operativo comando de control remoto, pasó al futbol.
El Leverkusen y el Hanover jugaban bajo una intensa nevada, cuando dos matrimonios de gente mayor ocuparon la mesa contigua a nosotros.
Saludaron cortésmente y se sentaron.
Omar presidía el salón comedor desde su rincón; una oreja y ojo atentos a la clientela, mientras la otra mitad de sus sentidos espiaba a su pasión mayor, el futbol, aunque sea el de Groenlandia. Ahí está bien, asintió Omar y la moza se acercó con las cartas y la panera.
Uno de los señores se dio vuelta hacia nosotros, nos saludó nuevamente, y luego de disculparse nos avisó que era muy conversador y que le gustaba mucho conocer a la gente del lugar.
-“Ustedes son de acá casi con certeza, porque están tomando vino, es sabido que no tienen que reiniciar un viaje. Nosotros, en cambio, somos del gran Buenos Aires y viajamos a Bariloche”
Pensé que la conversación quedaría ahí… pero el jefe de relaciones públicas del conurbano volvió a la carga.
– “Vamos a hacer noche en General Acha… Y agregó, Se come bien acá… el lugar es muy agradable y con muy buena atención”
Pensé en la cocina de La Pocha, Vero y la otra morocha que atiende y dije: Si, Ceciblanc es como comer en casa.
El señor bajó el tono de voz, se tapó la boca y dijo: -“Como en mi casa no, porque ésta no te sabe hacer un huevo frito”.
Nos reímos (las dos mesas), pero a “ésta” no le debe haber hecho mucha gracia porque le pidió al marido que nos dejara comer en paz.
La nieve hizo parar el partido, un tropel de asistentes salieron a barrer las líneas de demarcación del campo porque se habían perdido las referencias.
Cuando el partido se reinició, el relacionista público reorientó su silla hacia nosotros y disparó: -”¿Cuántos habitantes tiene Pehuajó?
40.000 le tiré.
– “No puede ser… ¿Nada más? ¿Qué les pasó?
Agobiado por tanta pregunta no supe que decirle. Entonce nos contó que han hecho viajes a Bariloche toda la vida, mas ahora que son jubilados… y que siempre pararon a almorzar en Pehuajó o Trenque Lauquen, según el horario en que salieran de Buenos Aires.
Siempre, en todos estos años, creyeron que Pehuajó era mas grande y desarrollado pero sospechaban que algo estaría pasando porque poco a poco  les fue dando la impresión de que Trenque Lauquen se hacía mas ciudad.
– “Disculpen, no lo tomen a mal, pero desde la ruta parece que es así y cuando uno ve el crecimiento demográfico de una y otra ciudad, se da cuenta que la gente está optando por vivir en Trenque Lauquen”
Gol del Leverkusen y el señor se da vuelta hacia la tele. Menos mal.
Cuando vuelve a mirarnos, lo madrugo con que vaya mas vale por Riglos y Macachin así evitan el tráfico de Santa Rosa.
Después hablamos del Hotel Trafúl en el acceso de Acha y, por suerte, se distrajo y nos libramos del complejo de Trenque Lauquen.
Digo complejo porque la pregunta del señor “¿Qué les pasó?” me afectó mucho. Me dejó pensando.
¿Qué nos pasó? Pregunté en la calle, en algún comercio, a mi madre… me hablaron de tiempos en que éramos “LA PERLA DEL OESTE”.
Tiempos de la Casa Duhalde, la Casa Arrese Massola, la Agrícola, la Cooperativa…….
El tiempo pasó y hoy, para comprar un repuesto, para hacerle el servicio a la chata, para entregar la leche o cualquier cosa, tenemos que ir a Trenque Lauquen…. ¿Qué nos pasó?
¿Por qué se nos fueron las agencias oficiales, los talleres, las casas de repuestos, las Usinas lácteas, los acopios?
El relacionista público del conurbano me dejó en estas cavilaciones cuando se fue rumbo a Bariloche.
– “Tienen que levantar la autoestima de los ciudadanos” me dijo cuando nos despedimos.
Durante la semana fue la inauguración de las sesiones “ordinarias” de la escribanía HCD. Cuando escuché algunos pasajes del discurso del intendente pude ver una causa fundamental de nuestra personalidad y estrategia.
Escuchando la gran cantidad de críticas, observé que todos, incluso el intendente mismo, objetaban cuestiones de forma y estilo, NO DE FONDO. Y se jactaban de ello! O sea, el problema es menor, será gritón y maltratador pero en lo demás, chiche bombón.
Subyace la idea de que el único problema que tenemos es, como era en el orden nacional con la presidente Cristina Fernández, una cuestión de mero carácter y personalidad. O sea, solo formas.
Caemos en la trampa de siempre y corremos el riesgo de creer que solo se trata de cambiar una figurita.
¿Qué nos pasó? Que nadie discutió ni discute el FONDO.
Poder hacer es el lema. Nadie repara en si hacer bien o mal.
Evidentemente, según observó este buen señor del conurbano, en algo mas que en modales se falla.
Te dejo la pregunta a vos… ¿Qué nos paso?
A propósito, el Leverkusen le ganó 3 a 2 al Hanover y en lo de Omar te dan muy bien de comer, aunque seas bostero.
Juan Martín Perkins

 




Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Volver a Arriba ↑

Social Media Icons Powered by Acurax Website Designing Company
raices
Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube