Escuchar Radio Magica Video en Vivo Escuchar Radio Mitre
Notas de opinión FELICITAS.B.V

Publicado en junio 1st, 2020 | por jose rodolfo

0

La Pandemia y 70 años de realidad social al desnudo

“Con la tempestad se cayó nuestro maquillaje de estereotipos con los que nos disfrazábamos, nuestros egos y deja al descubierto esa pertenencia de hermanos” (Papa Francisco)

El Presidente habló de un país “injusto”, un punto de coincidencia que me permito expresar a favor de Alberto Fernández, hace 60 años que sobrevolamos esa realidad. En las villas y asentamientos de la Provincia de Buenos Aires se condensan situaciones de vulneración de los derechos más básicos. Muchos de los vecinos de estos barrios populares no acceden al agua potable. En general, tampoco cuentan con el servicio de red cloacal, sino que mantienen pozos ciegos que deben ser desagotados por camiones atmosféricos, que no acuden al barrio con la frecuencia necesaria.

En 2001, aumentaron un 50% y casi un 30% en la última década.

Aquello que supo ser una zona de quintas y tambos, se fue transformando en basurales a cielo abierto y luego en las primeras viviendas precarias.

Según un relevamiento a enero de 2018 del Registro Nacional de Barrios Populares (Renabap) en toda la Provincia de Buenos Aires encontramos 1.656 barrios populares. Es el distrito del país con más villas y asentamientos. De ese total, 952 están ubicadas en el Conurbano bonaerense, es decir, en alguno de los 24 partidos del Gran Buenos Aires, según la clasificación del Indec.

Entre 2015 y 2019 se finalizaron 300 obras de agua y cloacas y se realizó el primer recambio integral de cañerías, más de 100 kilómetros nuevos y mantenimiento de más de 400 km de redes sanitarias entre otros cambios de fondo, “el cemento no se come” cuestionaron los de siempre. Claramente, estas mejoras, resultaron insuficientes para que la mayoría de los bonaerenses puedan acceder al agua potable y contar con el servicio de cloacas.

En 2018 junto al Consejo Provincial de Hábitat y los distintos bloques políticos, modificamos al artículo 26º de la Ley 14.449 creando el régimen de integración socio-urbana de villas y asentamientos precarios existentes al 31 de diciembre de 2016, cuyos objetivos y criterios de aplicación se establecen en los artículos de la ley resultando de interés prioritario para la Provincia de Buenos Aires, entendiendo que para lograr políticas públicas y acciones estatales, integrales y consistentes era necesario lograr que el articulado de la Ley Provincial de Acceso Justo al Hábitat coincida con las previsiones normativas nacionales.

La profundidad de las carencias es tan incalculable como las oportunidades perdidas a lo largo de 70 años para atender esta otra pandemia que se sembró en nuestro país por obra de sucesivos gobiernos y desgracia de sistemáticas acciones de inestabilidad y desgaste de las relaciones tanto entre individuos como entre instituciones y Estados.

Históricas gestiones supieron abrazar a los más vulnerables pero les negaron la humanidad. Si algo vino a enseñar la pandemia es que aquellos estereotipos enquistados hoy se quiebran como cascarones donde se incubaron años de vulneración de los derechos esenciales básicos disfrazados de “opción por los pobres”, un corrimiento del velo, exponiendo el rostro de la miseria que hace mucho tiempo está a la vista: la Mala política con su corrupción.

Hoy la Angustia es de los mismos responsables de siempre porque tienen que administrar una “bomba epidemiológica” como llaman ahora los científicos a los conglomerados urbanos del Conurbano.

La corrupción es un factor determinante de los escenarios de extrema pobreza. Los conflictos sociales, las luchas por poder y beneficios personales, demuestran la necesidad de repensarnos, hacernos cargo y que la corrupción no nos robe más el futuro.

Felicitas Beccar Varela

Senadora de la Provincia de Buenos Aires

 




Los comentarios estan cerrados

Volver a Arriba ↑

Social Media Icons Powered by Acurax Web Design Company
raices
Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube