Escuchar Radio Magica Video en Vivo Escuchar Radio Mitre

Notas de opinión 1

Publicado en junio 9th, 2018 | por jose rodolfo

0

Final feliz

Esta semana fue un monumento a la opereta y el prejuicio.
La cantidad de idioteces que se dijeron sobre la casi tragedia del helicóptero deberían hacernos reflexionar. Somos una máquina de mentirnos y faltarnos el respeto.
Sabemos que la junta de frío con humedad es letal. ¿Viste lo fresco que está para chomba?
No es necesario que se me congelen las aspas a 3.600 metros sobre el nivel del mar para saber lo que es tener frío. ¡Calculá sobre una meseta en las alturas de la sierra Aconquija!.
En el día del bombero, los voluntarios tucumanos y catamarqueños no dudaron un instante y escalaron junto a los clubes de rescatistas. Festejaron su día a oscuras, con la nieve a la cintura y algunos grados bajo cero. Movidos por el amor a su profesión y vocación de servicio.
El periodismo también tuvo su día en la semana, y para festejarlo practicaron eso de “dame una foto y te inventaré una historia” pero su móvil fue otro uno bastante ruin.
A ratos sentí vergüenza y pudor. La fábula no tiene límites.
Finalmente y por fortuna, la situación, que pudo haber sido una tragedia, tuvo final feliz y pudimos escuchar los testimonios de los protagonistas.
Me gustó oír a los rescatistas, al piloto de la nave y a los funcionarios que vivieron el episodio.
En cambio, no vi ni escuché a nadie retractándose por la catarata de sandeces que se dijeron desde el manantial de la rosca y la opereta.
Imaginé la angustia de los familiares de los pasajeros. Es feo que especulen y digan mentiras sobre la suerte que pueda correr tu papá, tu marido o tu amigo. Al fin y al cabo, estaban trabajando.
Si tuviera la oportunidad de estar con los pasajeros, les preguntaría que pensaron durante la emergencia o mientras sobrevolaban esa maravilla natural que es el paso del Infiernillo en el Aconquija. Sería bueno pensar y recordar que en ese paraíso que en un instante se les convirtió en infierno también se libró una guerra. Episodio sobre el que el periodismo también nos mintió y nos miente actualmente.
Si les molestó que cierta prensa especulara y comprara operaciones sobre el abandono de los rescatistas, que hablaran de impericia y falta de profesionalismo,  etc… ¿Cómo piensan que se sentirán los familiares del capitán Cáceres que murió acribillado en el monte por intentar ayudar a un oficial herido cuando ignoran la historia? ¿Cómo se sentirán los familiares de los muertos en la batalla de Acheral ante la manipulación? O ¿el soldado Hermindo Luna del “aquí no se rinde nadie, mierda” y sus compañeros colimbas muertos por un ataque montonero en Formosa?
Muy lindo el camino a Tafí del Valle,  ¿no? Allí se combatió y… ¿los que vivieron y murieron esa historia? Esos también tenían familia, frío y honor. Pero no merecen la verdad ni la memoria… y mucho menos justicia.
Si usas el buscador y pones “batallas de Tucumán en los 70“, te manda a la época de Belgrano y San Martín en la guerra por la independencia y el último héroe fue el Sargento Cabral. La del 75 no existe.
Me gustó ver al comandante del helicóptero y a los rescatistas en Olivos. Me emocionó.
Me gustaría que recordaran a los muchos que siguen sufriendo la injusticia y la falta de reconocimiento. La mentira duele mucho. Las operaciones que cambian la historia son siniestras.
Y hablando de frío y humedad, cuando escuchaba al funcionario contar que en el helicóptero posado en la meseta del Aconquija racionaban el agua y las galletitas… no pude evitar irme a mis años de colimba.
Se me vinieron las imágenes de los chicos de Malvinas.
No quiero dar un golpe bajo, pero hablando de mentiras y operaciones… esa es la mas grande de todas: Malvinas.
Esta semana también tendrán su día, 10 de junio, pero nuestro exitismo patológico hará que nadie se acuerde de ellos. Por lo menos este año dejaron de ser “sólo conocidos por Dios”.
Ellos, los muertos y los sobrevivientes, ellos si que aprendieron lo que es el frío, la humedad, el miedo y el abandono.
Si estuviera con los funcionarios del susto del helicóptero, les pediría que, en honor al frío y al miedo paralizante transformado en coraje por amor a la patria, ayuden a crear conciencia de que hay una historia que aún pugna por tener luz. Ellos la conocen, nosotros la conocemos. Solo que todos hacemos como que no ocurrió. Les pediría que recuerden que son funcionarios de un presidente que dijo que terminaría con el curro.
Tenían 18 años… y fueron a los gritos y en pelotas… mientras el país miraba el mundial.
Los argentinos no sanaremos hasta no tener la verdad. Completa.
Juan Martín Perkins

 




Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Volver a Arriba ↑

Social Media Icons Powered by Acurax Website Designing Company
raices
Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube