Escuchar Radio Magica Video en Vivo Escuchar Radio Mitre

Notas de opinión 1

Publicado en agosto 19th, 2017 | por jose rodolfo

0

Fiesta-Tortura

Es habitual oír como repiten como loros que cada elección resulta una fiesta de la democracia.
La columna de hoy refiere a un acto heroico de un hombre común y silvestre. Un trabajador que se levantó temprano un domingo de elecciones para votar apenas abriera su mesa y salir corriendo a cumplir con un compromiso familiar…
En este caso, madrugar no lo ayudó. Faltó la autoridad de su mesa y le toco reemplazarlo por ser el primer elector en llegar. Adiós asado y fulbito con los amigos.
Nunca había hecho esa tarea. Lo suyo fue de neófito total.
Los fiscales le prometieron asistirlo y su responsabilidad ciudadana lo sentó a la mesa como presidente.
Alguien le dijo que en la urna encontraría un “instructivo”, que no se hiciera problema porque era muy sencillo y todos lo iban a ayudar.
10 largas horas pasaron cantando números de documento, reclamando firmas, entregando troqueles, revisando el cuarto oscuro, sonriendo, saludando, firmando sobres….
No estaba en los planes pero, ¿Qué iba a hacer? No quedaba otra, cuando te toca te toca.
A las 18 en punto el soldado cerró las puertas y hubo un aplauso con algunos gritos. Ya está, se acabó, pensó el señor mecánico presidente de mesa. Pero no tuvo tiempo de relajarse.
Faltaba lo peor.
Abrazó la urna y se encerró con los fiscales a contar los votos. Sus dedos no obedecían las ordenes. Su pésima escritura no era legible. Tuvo que pedir ayuda y alguien le llamó la atención porque eso no se puede hacer y aquello tampoco.
Los fiscales generales no siempre fueron amables y la paciencia empezó a ser escasa porque los resultados no estaban siendo del gusto de los dueños “históricos” de la “voluntad popular“.
A las 23 pudo terminar el telegrama. Solo y su alma. El empleado del correo le cerró la bolsa con el precinto y le fajó la urna porque las fuerzas lo estaban abandonando y no daba mas de dudas.
El presidente hizo lo mejor que pudo. Todo a puro corazón y voluntad.
Admirable, heroico, conmovedor.
Llegó a su casa a las 12 de la noche y vió en la tele que el país opositor reclamaba los resultados acusando al gobierno de retenerlos.
Se acostó y durmió como si hubiera muerto.
Cuando llegó al taller, el lunes temprano escuchó en la radio que el escrutinio se había interrumpido y pensó que quizás muchos telegramas habrían sido llenados como el suyo y que no habrían llegado a tiempo.
Sintió algo de culpa por su torpeza.
Durante el almuerzo escuchó que las PASO costaron 2.800 millones de pesos.
Pensó en silencio cuantas cosas podríamos hacer con esa parva de plata para reducir el 30% de pobreza.
Después, otra vez, escuchó reproches sobre su tarea por la tardanza y los errores y bla bla bla.
Tuve el privilegio de acompañarlo hasta el final y darle un abrazo en la despedida.
Un ejemplo de ciudadano Oscar. Un héroe anónimo.
Él es como todos nosotros, los guardianes del voto. Pienso que merecemos que se nos trate mejor.
Este sistema debe ser reemplazado. Es inhumano e inseguro, esta plagado de mañas y trampas además de ser decadente y anticuado. Te fríe el cerebro.
Hay que salir de este anacronismo.
Estas boletas con listas sábana son una falta de respeto a la condición ciudadana. En la era de internet nos obligan a comunicarnos con señales de humo. #Cambiemos por favor. No da para mas.
Una vez, alguien me mandó a hacer un partido y ganar una elección para tener derecho a opinar y cambiar lo que no me gusta.
Me dio trabajo pero hice los deberes y hoy veo todo desde otra perspectiva y desde adentro.
Quiero que ésta columna sea un homenaje para Oscar y para todos los guardianes de la voluntad popular.
Para mis hermanos, mis hijas, la familia, los amigos…. Todos los que entendimos que tenemos que arremangarnos y poner manos a la obra para que no nos estafen más.
Y acá estamos… participando para cambiar en serio.
Por amor al arte y la verdad. Gracias Oscar. Gracias por hacerme sentir acompañado.
Vos y yo sabemos que las elecciones con este sistema NO SON UNA FIESTA.
Para nosotros, este sistema, es una tortura.
Juan Martín Perkins

 




Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Volver a Arriba ↑

Floating Social Media Icons Powered by Acurax Blog Designing Company
raices
Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube