El presidente Alberto Fernández confirmó la decisión de extender la cuarentena hasta el 7 de junio y advirtió que los casos de coronavirus continuarán en aumento. Acompañado por el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y el gobernador bonaerense Axel Kicillof, el Presidente argumentó que el crecimiento de casos registrado en los últimos días fue decisivo a la hora de decidir la prórroga del aislamiento.

Poco después de que el Ministerio de Salud difundiera los datos de nuevos contagios y fallecidos por coronavirus, el primer mandatario sostuvo que “en estos 14 días que pasaron el 87% de los nuevos casos fueron en el Área Metropolitana de Buenos Aires”.

En esa línea, destacó la actividad económica se ha recuperado por encima del 80% en la mayoría de las provincias. “El dato que uno tal vez deba destacar es que ayer en 19 provincias no hubo ningún caso. Y en diez provincias hace una semana no hay caso. Eso demuestra que lo que hemos hecho ha servido de mucho”, explicó.

No obstante, aclaró que los “puntos rojos” de contagio están en CABA, conurbano, Chaco y Córdoba.

“Tenemos una concentración del conflicto en los barrios populares, y allí vamos a concentrar nuestra atención y esfuerzo. Vamos a aumentar la cantidad de tests. Los casos van a subir porque hemos detectado dónde está el virus, y no sabemos dentro del espacio geográfico a cuántos ha infectado. Esto es parte de lo que esperábamos que ocurra”, agregó Fernández.

También adelantó que junto al ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, se tomarán los recaudos necesarios para reforzar la ayuda alimentaria en los comedores de los barrios de emergencia.

Por su parte, el jefe de Gobierno porteño se plegó a los argumentos de Fernández para la extensión del aislamiento obligatorio e informó que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires va a restringir el comercio en algunos barrios.